Cúrcuma

Tips que te ayudan a adelgazar con ayuno intermitente

  • Como ya hemos visto, el ayuno intermitente contribuye a mejorar la sensibilidad a la insulina. Esto mejora a medio-largo plazo el entorno hormonal, algo fundamental para la pérdida de grasa. También hay determinados alimentos que contribuyen a mejorar la sensibilidad a la insulina y que por tanto podemos combinar con el ayuno intermitente: potencia el consumo de cúrcuma, jengibre, bayas (fresas, arándanos azules, arándanos rojos, moras…) o alga espirulina.
  • Analiza tu estilo de vida para elegir el protocolo de ayuno intermitente que mejor se adapte a ella, y una vez elegido intenta integrar este hábito en tu vida diaria. El objetivo es simplificar los hábitos para facilitar la adherencia.
  • Analiza tus biorritmos ¿sueles tener más hambre por la mañana o por la noche? Si por ejemplo te sientes habitualmente más hambriento a la hora de la cena, seguramente para ti es más interesante saltarte el desayuno que la cena. Adaptar la ventana de ayuno a tu fisiología va a facilitar la adherencia y por tanto los resultados a medio-largo plazo.
  • En caso de que sea posible para ti teniendo en cuenta tus hábitos de vida y tus biorritmos, es preferible que hagas el ayuno por la mañana. Por la mañana el entorno metabólico favorece la lipólisis (quema de grasa), ya que aumentan de forma natural los niveles de adrenalina, noradrenalina, glucagón etc. Por eso para bajar de peso es más recomendable hacer el ayuno por la mañana.
  • En línea con el punto anterior, se potencia muchísimo la lipólisis si realizas ejercicio físico antes de la primera ingesta del día, cuando aún estás en ayunas. Hacer deporte en este momento te ayuda a acelerar el metabolismo ya que te permite aprovecharte al máximo del entorno metabólico que comentamos antes y que favorece la lipólisis o quema de grasa.
  • Puedes realizar tanto ejercicios de cardio como de fuerza, pero especialmente interesante en el entorno del ayuno es realizar entrenamiento de alta intensidad por intervalos (HIIT). Esto también mejorará tu sensibilidad a la insulina favoreciendo la oxidación de la grasa y permitirá un mejor aprovechamiento de los nutrientes de tu primera ingesta (para reparar órganos y estructuras en lugar de almacenar grasa).  
  • No descuides tu dieta en la ventana de alimentación, ésta deberá estar bien estructurada (sobre todo los carbohidratos después del entrenamiento que realices).

Tienes más información sobre ayuno intermitente en estos posts:

https://bajardepesobarcelona.com/index.php/2020/06/21/beneficios-del-ayuno-intermitente/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *